sábado, 26 de noviembre de 2011

TODO ES POSIBLE: CAPÍTULO 2

Aria sentía emoción cada vez que recordaba aquella tarde. Una extraña sensación la recorría por dentro. Cada vez que sonaba su iPhone, escuchaba el tono de llamada, 'What Makes You Beautiful', y deseaba con todas sus fuerzas que en la pantalla apareciese un sólo nombre, cinco letras: Niall. Unos días más tarde de aquel suceso por el centro londinense, mientras hacía los deberes escuchando a One Direction como música de fondo, el iPhone de Aria empezó a moverse por el escritorio, vibrando, ya que estaba en silencio.
Una sonrisa floreció en su cara al ver quién era el que la llamaba...
Pensó que era mejor esperar al tercer tono para que no se le notase lo nerviosa que estaba. Tomó aire, cogió el móvil y descolgó:
- Hola - dijo ella, sin poder ocultar su nerviosismo.
- Hola... Aria, te quería preguntar si te apetecía pasarte por el lugar donde ensayamos y estar con nosotros un rato...- dijo Niall, pero ella lo cortó sin dejarlo terminar la frase, emocionada.
- ¡¡Pues claro que sí!! ¿Cuándo voy, a qué hora?
Empezó a pensar en todo. Qué se iba a poner, qué les iba a decir al llegar, al irse... pero escuchó entonces a Harry exclamando desde el otro lado del teléfono:
- ¡¡Pero tío, dile que venga ya!! - precediendo la frase de una risa.
- ¡Eso, Niall! - dijo Zayn.
- ¡Bueno, pues ahora voy! - dijo ella, muy contenta.
Cogió una camiseta, unos vaqueros y unas botas del armario, se peinó, lavó la cara y se dirigió hacia la cocina de la casa.
Le dio un beso a su madre, que estaba empezando a hacer la comida, y le dijo que no se iba a quedar a comer, con la idea de que después de ir a la sala de ensayos de los chicos, se iría a comer a un lugar cercano.
Abrió la puerta después de coger su abrigo y su bolso. Cogió las llaves de su casa y se fue.
Bajó las escaleras de su edificio pensando en lo que se encontraría al llegar al lugar donde Harry, Niall, Liam, Louis y Zayn ensayaban.
Llegó a la puerta del edificio. Era una gran puerta alta, con dos macetas con flores a cada lado. El número de la puerta era el 21.
Timbró.
- ¿Quién es? - dijo alguien a través del telefonillo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

me gustan mucho los capítulos de "todo es posible", espero que haya más capitulos porque son muy guays...
¿son inventados por ti?... sacanos de dudas :)

PASAxAQUI dijo...

Vaya, muchas gracias (:
Iré haciendo capítulos cuando pueda porque en esta época de exámenes es un poco complicado pararme a escribir...
Pronto escribiré más, lo que pasa es que me paro mucho en cada momento de la historia, porque es para mantener la emoción jeje!
Y sí que me los invento yo, la verdad es que me encanta escribir, pero antes de publicarlos le pregunto a una amiga a veces a ver qué piensa del capítulo y si tal, cambio algo o lo hago más largo, o más corto, depende.
Gracias de nuevo, pediría que comentaseis un poco más y... gracias por pasar por aquí! (:

Anónimo dijo...

Me encanta esa emoción con la q vives la historia y la transmites. Se te da muy bien. Enhorabuena! A ver los siguientes... ;)

PasaxAquí... dijo...

Graciaaas (: